miércoles, 17 de diciembre de 2014

martes, 16 de diciembre de 2014

MARTES 16 DE DICIEMBRE: CANILLAS CIRCULAR Y CHIVO

Participantes en la ruta: Fini, Antonio Muñoz, Jesús, Paco, Ricardo, Quirri, Antonio Usieto y Manuel.
Participantes en la degustación del chivo: los ruteros y María Jesús, Maria del Carmen, María Victoria y Miguel
Recorrido de la ruta: 11 km con 820 m de desnivel acumulado.
Recorrido del chivo: el chivo no se movió de la fuente, pero nosotros no paramos de comer hasta que se acabó. Excelente comida regada con buen vino.
Queremos mandarles un fuerte abrazo montañero a Pedro Aguilar y Pepe Ranea que, por razones familiares, no pudieron asistir al evento.
FELICIDADES a Pedro porque ha sido abuelo recientemente. Ya tiene un bebe para el Nacimiento.
¡¡¡¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!

INICIANDO LA RUTA EN CANILLAS DE ACEITUNO
EL PEÑÓN GRANDE
SORTEANDO LOS PINOS QUEMADOS
LA NIEVE EN LA MAROMA
SUBIENDO HACIA EL COLLADO DE LA GITANA

EN LA FUENTE DE LA RÁBITA
EN CANILLAS BUSCANDO EL CHIVO
DANDO CUENTA DEL CHIVO


sábado, 13 de diciembre de 2014

Comida de Navidad: domingo, 14 de diciembre

Como en años anteriores, celebraremos la comida de Navidad en el Rte. Solymar de Benajarafe.
Los interesados en aparecer por allí y disfrutar de comida y, sobre todo, de la compañía, ya sabéis donde apuntaros.

jueves, 11 de diciembre de 2014

SÁBADO 13 DE DICIEMBRE: ACEBUCHAL - CERRO PANIZO - COLLADO DE LOS CIVILES

Participantes: Paco Ponferrada, Paco Zambrana, Enrique, Manuel de Rincón, Matías, Luci, Antonio de Fornes, Manuel de Nerja y Jesús

Distancia recorrida: 15,7 km
Desnivel acumulado: 1010 m

Desayuno en la gasolinera de Nerja. Coincidimos con dos autobuses de jubilados, pero el camarero nos atendió como a clientes distinguidos sirviéndonos en la mesa y con rapidez.

Felicidades a Luci, era el día de Santa Lucía, y a Enrique por su reciente cumpleaños. La primera tuvo la deferencia de invitarnos al desayuno y el segundo a la cervecita en el Acebuchal. ¡Que conserven esas buenas costumbres!

Dar la bienvenida a Matías. Ya sabes donde estamos.

Partimos de la ermita de San Antonio en el Acebuchal con una temperatura excelente, sin viento y nublado, entramos en el arroyo del Acebuchal con sus grandes matas de gavó aragonés y sus violetas arbóreas florecidas y al salir por la cuesta en dirección al cortijo de Calixto nos cayeron las primeras gotas, así que en la pista de Cuatro Caminos a Páez Blanca sacamos paraguas e impermeables por si acaso. Fueron solo cuatro gotas y antes de llegar de nuevo al arroyo del acebuchal ya no llovía.
En venta Cebollero entramos por el barranco Caballo Blanco para abandonarlo en seguida por una sendilla al norte hasta la pista Higuerón-Cómpeta. Bajamos por ella unos metros hasta tomar el cauce de Barranco Hondo en dirección al Panizo que para entonces estaba bien cubierto de nubes. Salimos del cauce para alcanzar la cresta a nuestra izquierda ya metidos en la niebla y por esa crestita seguimos hasta un roquedo al oeste de la cima del Panizo. Sólo nos faltaba coronarlo. Dejamos la senda, comenzó a llover, las piedras se pusieron resbalosas y subir y bajar a la cima se convirtió en una odisea por la falta de visibilidad, por lo escarpado del terreno y por los continuos resbalones, afortunadamente sin consecuencias. Claro, en la cima estuvimos lo justo para hacernos la foto, y gracias al GPS de Manolo encontramos la cima y luego la senda al collado de los Civiles en la más absoluta desorientación por la niebla.
Cesó la lluvia en cuanto dejamos la cima del Panizo pero siguió la niebla. Habíamos previsto buscar conexión desde el collado de los Civiles a la senda que sube del cortijo del Mirlo al collado de los Bojes y a Puerto Llano al pie del Lucero, pero la niebla nos hizo desistir. En la bajada al cortijo del Mirlo se quitó un poco la niebla de la cresta que habíamos pensado recorrer y vimos un remedo de senda que podía hacer factible nuestra idea subiendo a la cresta por el este del collado de los Civiles, descendiendo después al norte para unir con la senda al collado de los Bojes, evitando un par de barranqueras escarpadas. Mientras Manolo y Jesús dilucidaban cómo realizar esa unión, el resto del personal sacó dátiles, higos, cacahuetes y nueces, improvisando un Ángelus de pie. En el cortijo del Mirlo se levantó un poco más la niebla dejándonos ver el cerro Panizo.
El barranco Zarzadillo traía un buen chorro de agua y aún con ello la fuente no echaba agua. Iniciamos la pista hacia Páez Blanca, cruzamos el barranco del Mirlo, también con agua, entretenidos con la enorme hoya del barranco Moreno y las cascaditas del barranco de las Majadillas allá en lo hondo.
Como era temprano, de Páez Blanca seguimos por el carril al sur hacia la loma de la Mata. El carril se convierte en senda ya hasta el Acebuchal. En el collado Panduro, entre el cerrillo Panduro y el Cerro Verde 2, decidimos subir y bajar al Cerro Verde 2. La niebla iba y venía y, claro, en la cima del Verde 2 también se nos acercó para impedirnos disfrutar del paisaje.
En el collado Panduro comimos, con tortillas varias, chorizo y cecina, carnes diversas, potajes de alubia roja y de alubia blanca, tés, coñac y orujo… en fin una comida de las buenas de la Vinoteca.
La senda da la vuelta al cerrillo Panduro por el este y se dirige al cercano Aceebuchal entre los barrancos de Nazario a la izquierda y Federo a la derecha. De esta senda sale otra cresteando por la loma de la Mata hasta la pista Fábrica de la Luz-Acebuchal, en el coto de D. Blas Herrero.
Poca lluvia pero inoportuna, niebla de vez en cuando y por la tarde algo de sol y de cielo azul. Queda pendiente la exploración desde el collado de los Civiles.



ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA

ENLACE PARA VER LA RUTA EN WIKILOC

INICIANDO LA SUBIDA, EL DÍA ESTABA ALGO DESPEJADO
SUBIENDO AL PANIZO ENTRE LA NIEBLA
EN UN MIRADOR QUE NO SE VEÍA NADA
EN LA CIMA DEL PANIZO
BAJANDO HACIA EL COLLADO DE LOS CIVILES
TODO EL GRUPO CON EL PANIZO AL FONDO, DESDE EL CORTIJO DEL MIRLO
SUBIENDO AL CERRO VERDE 2, LA NIEBLA NOS PERSEGUÍA
EN LA CIMA DEL CERRO VERDE 2
BAJANDO EN BUSCA DEL RESTAURANTE
LOS VINOS
EL RESTAURANTE "LA SENDA"

miércoles, 10 de diciembre de 2014

MIÉRCOLES 10 DE DICIEMBRE: JEREZ DEL MARQUESADO - POSTERO ALTO

Participantes: María Victoria, Marta, Antonio Muñoz, Antonio Usieto, Jesús, Paco, Quirri y Manuel
Recorrido 21 km. con desnivel acumulado de 690 m.


ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA

INICIO DE LA RUTA

LLEGANDO A LA CENTRAL ELÉCTRICA
EL GRUPO CON EL PICÓN DE JEREZ AL FONDO
AL FONDO: LAS SIERRAS DE CAZORLA Y CASTRIL, EL PICO DE LA SAGRA Y LA SIERRA DE BAZA
REFUGIO POSTERO ALTO. CADA UNO POR SU LADO
COMENTANDO LOS DETALLES DE LA RUTA
EL GRUPO COMPLETO Y EL PICÓN
LOS VINOS
RESTAURANTE "CORTIJO DEL HORNILLO"
EN EL ÁREA RECREATIVA DE LA TIZNÁ
LLEGANDO A JEREZ

domingo, 7 de diciembre de 2014

LUNES 8 DE DICIEMBRE: MESA DE FORNES

El puente de la Constitución lo iniciamos, el día 6, con la ruta de la Vereda de la Estrella; unos regresaron a sus casas y otros nos quedamos a dormir en Granada para disfrutar por la noche de las vistas de la Alhambra y, como no, de sus muchas ofertas de vinos y tapas.
El domingo 7 disfrutamos en casa de Antonio de una comida compuesta por migas, panceta y chorizo a la barbacoa, dulces varios y piononos de Santa Fe.
El lunes día 8 después de un excelente desayuno, al amor de la lumbre de la chimenea, nos fuimos a hacer una ruta por la Mesa de Fornes.
Participantes: Luci, Lola Diaz, Ana, Antonio, Paco Ruiz y Mandiez.
Recorrido 11 km con desnivel acumulado de 280 m.
La mañana empezó fresca por la helada, pero el sol la fue calentando poco a poco, la subida a la Mesa también contribuyó  a quitarnos el frío matutino.
Las vistas desde la Mesa son espectaculares, por un lado Sierra Nevada completamente blanca y por el otro toda la sierra Tejeda Almijara, los valles del Cebollon y el Cacín, la Resinera y el pantano de los Bermejales.

Después de disfrutar toda la mañana caminado por las veredas de Fornes, nos despedimos de Antonio y su familia y nos fuimos con el coche, por la carretera de la Cabra, en busca de temperaturas más altas en la costa; en Otivar paramos a comer en el Restaurante Los Olivos, pero no tuvimos suerte, la comida fue un poco floja, quizá somos demasiado exigentes a la hora de comer, o quizá no.

ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA

EXPLICACIONES DE ANTONIO EN LA MESA
SIERRA TEJEDA Y ALMIJARA DESDE LA MESA

FORNES Y EL PANTANO DE LOS BERMEJALES
JAYENA Y SIERRA NEVADA
CAMINANDO POR LA MESA
VÉRTICE GEODÉSICO DE LA MESA DE FORNES
CRUZANDO EL RÍO CEBOLLÓN

martes, 2 de diciembre de 2014

SABADO 6 DE DICIEMBRE: CORTIJO DEL HORNILLO - VEREDA DE LA ESTRELLA

Participantes: Paco Ponferrada, Pilar, Ricardo, Antonio Muñoz, Ana, Lola Díaz, Manuel de Nerja, Paco Ruiz, David, Luci, Carlos, y Jesús.

Distancia recorrida: 15,8 km
Desnivel acumulado: 1020 m

Desayuno en la cafetería de la plaza de Güéjar Sierra. Una muchacha eficientísima servía a todos los clientes y sin fallos. Buena chapata.

Después de algún fallo de coordinación entre pasajeros y coches salimos de Güéjar a La Vegueta del Caracol. En la Vegueta tuvimos que entrar en los aparcamientos de abajo porque el de arriba estaba lleno. Paco Ponfe, para ganarse el desayuno, hizo de gorrilla mientras nos poníamos las botas ya que seguían llegando coches sin parar.
Cruzamos el Genil y echamos por la vereda de la Estrella en la zona de los Arrecifes. Al poco dejamos la Estrella por otra veredita a la Hortichuela. La tierra estaba helada y cubierta con una buena capa de escarcha pero era un día sereno, sin una nube, sin viento, muy agradable para caminar. De la Hortichuela subimos a la parte alta de las canteras de serpentina y allí tomamos la vereda que daba entrada antiguamente, antes de que se construyera la de la Estrella, a toda la zona entre el arroyo San Juan y el río Guarnón.
Pasamos por el cortijo del Hoyo, dejamos a la derecha la senda a Haza Mesa y entramos en una zona más deforestada, con pequeñas subidas y bajadas, teniendo unas vistas excelentes sobre Mojón Alto, Picón de Jérez y las lomas del Calvario y Espolón cubiertas de nieve, contrastando con el cielo azul. A poco se incorpora al panorama el cerro de Vacares y conforme nos acercamos a Cabañas Viejas, la Alcazaba y el Mulhacén. En Cabañas Viejas echamos un ratito porque la vista de las cumbres cubiertas de ese blanquísimo manto nos tenía encandilados. Decidimos no hacer Ángelus porque teníamos el pan de la mañana aún en la garganta, pero Ricardo sirvió unas copitas de vinillo dulce y Paco sacó también sus mostachones.
En las umbrías se conservaba un poquito de nieve. Caminamos pues por esa primera nieve del invierno, subimos de Cabañas Viejas a buscar la senda al Hornillo y entramos en ese robledal casi desnudo por cuyas ramas se entreveían las emblemáticas cumbres nevadas recortadas contra el azul del cielo. Uno piensa que ese paisaje que llevamos delante es insuperable. Mas no, aún tiene mejora. Al llegar al llano del Hornillo se tiene todo el panorama de las cumbres desde Mojón Alto al Mulhacén y a la loma del Lanchar, con la llanura del Hornillo y las instalaciones del cortijo, y esa unión entre la humilde labor humana en ese cortijo y las inmensas cumbres de fondo, forman una de las más emblemáticas vistas de Sierra Nevada.
Después del cortijo entramos de nuevo en el robledal, pasamos la acequia del Hornillo, atravesamos las chorreras del barranco del Lagarto o de Cazoletas para llegar a la zona despejada de las labores del cortijo Cazoletas. Mientras, a nuestra izquierda, el encinar verde oscuro contrasta con el desnudo robledal por el que vamos. En ese encinar aparece una zona más llana, el cortijo de los Lirios, y en una parte despejada, el Haza Matamartín, se  divisa el barracón del Calvario, mal llamado refugio de la Cucaracha.
De las labores de Cazoletas pasamos otra vez al desnudo robledal descendiendo al corral bajo de Cazoletas. Entre el antiguo corral buscamos acomodo, al sol, para almorzar. Ahí mezclamos la salchicha blanca y queso de cerdo de Graná, con chorizos extremeño y leonés, las setas con la tortilla de acelgas, las albóndigas con la carne de cerdo… y quien sabe cuantas cosas más, regado todo con buenos tintos. Para terminar, tés, brownie, torta de chicharrones, orujos… un verdadero banquete.
A duras penas nos levantamos, bajamos a la vereda de la Estrella, saludamos al Guarnón e iniciamos el retorno por la Probadora. Los arces, sauces y fresnos del Genil habían perdido ya esos tintes amarillos, otoñales, pero en cambio teníamos a nuestras espaldas a la altiva Alcazaba, acompañada a veces por el Mulhacén, exultantes de blancura.
Con pena dejamos esas inigualables panorámicas en la curva del Viso para proseguir por el valle del Genil a la Vegueta del Caracol.

No podíamos haber elegido mejor día para esta excursión. Regresamos llenos de esa majestuosa belleza de las escarpadas, inaccesibles cumbres, cubiertas con su mejor velo nupcial y del misterio invernal de esos bosques de robles desnudos. Gracias, Lola, por haber sugerido esta ruta.

ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA

ENLACE PARA VER EL VIDEO DE CARLOS

INICIANDO LA RUTA EN LA VEGUETA DEL CARACOL
SUBIENDO HACIA EL CORTIJO DEL HOYO
PRIMERAS VISTAS DE LA NIEVE

GÜEJAR-SIERRA AL FONDO
EN EL CORTIJO DE CABAÑAS VIEJAS
JESÚS ANTE LA IMPRESIONANTE ALCAZABA
CAMINADO POR LA NIEVE DE LA UMBRÍA
RICARDO ANTE EL MULHACEN
LA ALCAZABA Y EL MULHACEN DESDE EL CORTIJO DEL HORNILLO
LOS VINOS NO PUEDEN FALTAR
RESTAURANTE CON VISTAS A LA ALCAZABA Y AL MULHACEN
PREPARADOS PARA INICIAR EL REGRESO

ULTIMAS VISTAS DE LA NIEVE
EL ATARDECER