miércoles, 7 de diciembre de 2016

sábado, 26 de noviembre de 2016

Comida de Navidad

Domingo 18 de Diciembre en el Rte. Solymar de Benajarafe.

Por favor, id apuntándose para ver con cuantas personas contamos.

viernes, 25 de noviembre de 2016

MIERCOLES 30 DE NOVIEMBRE: ENTRE BUSQUíSTAR Y TREVÉLEZ


Participantes: Miguel, Paco, Pepe, Manolo, Luci, Antonio, Jesús, Emilio y José.
Distancia recorrida: 13 km
Desnivel acumulado: 600 m.

Desayuno en el cruce de Órgiva. Buen pan, aceite y tomate a menos de 2€/persona.

A la entrada de Busquístar aparcamos en los dos únicos huecos que había, y allí nos reunimos con Emilio y José, este último vive en Busquístar y conoce su monte estupendamente. Iba a ser nuestro guía.
Salimos del pueblo por el Camino Real a Trevélez, perfectamente indicado encima de la carretera, justo al salir del pueblo. Senda limpia y bien señalizada aunque José nos advierte que eso termina más adelante. Por la zona del Tejarillo subimos a la zona del Partidor llegando más adelante a la Acequia Gorda de Busquístar con su buen caudal de agua que llega también a Pórtugos. Según nos cuenta José Pórtugos paga dos partes del agua pero disfruta solo una por una antigua sentencia.
De la acequia entramos en el encinar-robledal disfrutando de esos vistosos colores otoñales que visten los robles. La senda, perfectamente trazada, va ascendiendo con suavidad. Recordamos a los antiguos moradores de estas tierras caminando entre Busquístar y Trevélez por esta senda que ahora nosotros hollamos.
Pasamos el barranco de las Cañaillas y más adelante el Seco para llegar a la pista que sube a la mina de María Cristina. Allí el GR-7 sube por la pista a buscar la que va entre Pórtugos y Trevélez. Desde Busquístar a Trevélez había tres caminos, uno por el río hasta el cortijo de la Isla, otro el de Pórtugos a Trevélez y el tercero, este que llevamos, que era el que iba más llano a su destino. El GR-7 aquí no ha recuperado el antiguo Camino Real, sino que ha ido a buscar el de Pórtugos a Trevélez.
Nosotros tratamos de seguir el antiguo camino entrando en la maleza, cruzamos el barranco del Tesoro dejando abajo el cortijo Capullo Bajo, y luego el barranco de los Llanos para salir al carril particular junto al cortijo de la Hoya Maya. En ese cortijo nació la madre de nuestro guía José. Del carril intentamos seguir el Camino Real por encima de la desaparecida acequia del Castaño Grande. No había paso y la maleza estaba cada vez más enmarañada. Para evitarlo bajamos a la carretera cerca del pinar de la loma Molinero, caminamos por la carretera unos cientos de metros para dejarla después de pasar el barranco de los Alisos por la zona de Jamuga.
Un carril nos bajó al cortijo de los Guindos. José nos informó que su padre nació en el cortijo Castellar en la orilla izquierda del Trevélez y pasó la juventud en este cortijo de los Guindos hoy rehabilitado. Dejamos el carril y por una senda mal marcada descendimos a la acequia de los Llanos y después a la Nueva antes de alcanzar el río al lado de la desembocadura del barranco de los Sapos. El camino de Busquístar a Trevélez por el río llegaba hasta aquí y aquí se dividía yendo un ramal a la orilla izquierda, por el cortijo del Camino (hoy hotel de lujo) y otro por la orilla derecha por donde hemos bajado.
De nuevo nos metimos por la maleza tratando de seguir el perdido camino del Río en dirección a Busquístar. En el barranco de los Alisos vimos una familia de jabalíes y al otro lado del barranco ya la senda estaba marcada. Antiguamente desviaban el agua del Trevélez para regar las llanurillas cercanas y criar pasto para las vacas. Esas zonas les llamaban islas y pagaban un canon al ayuntamiento por aprovecharlas. El padre de José tenía la isla del Barranco de los Alisos.
José cultiva tomates, manzanos y setas en su finca del Rascal. Llegamos a su cortijo del Rascal Medio y allí almorzamos en una mesa en su terraza, con sillas, como las personas. Excelente ágape, como siempre, con gambas, chorizos varios, lomo, cecina y tocino de aperitivo. Tortilla, carne, albóndigas y pastel de atún como platos principales y chocolates, bombones, té y orujos de postre, además de vodka rumano que sacó José.
Emilio nos abandonó porque tenía trabajo esa tarde. El resto seguimos al sur para bajar al río por el lomo donde va la antigua Cañada Real. Recuperamos la senda de Busquístar al Helechal, estuvimos en el puente del Helechal y regresamos al pueblo pasando por las ruinas del cortijo Panizo, los barrancos de los Llanos y Seco, cortijos Catifa Moreno, Alfonsico o Rozuela Alta, y Majuelillo donde se une a nuestra senda la de Trevélez por el río. La era del Portichuelo fue el último hito antes de entrar a Busquístar anocheciendo.
Día estupendo, con algunas rachas de viento, intenso colorido otoñal en castaños, chopos, sauces y fresnos. Recorrido cortito, con su punto de investigación, nuevo y con excelente guía.

ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA


La Ruta
Iniciando la ruta en Busquístar
La acequia Grande de Busquístar a Pórtugos

El Otoño en todo su esplendor 


Trevélez y los Papos con nieve

En el río Trevélez

Cargando Energía
El grupo con Jose el guía
Por la acequia
Haciendo practicas
El vino
El restaurante




Bajando hacia el puente del Helechal sobre el río Trevélez

Llegando a Busquístar



lunes, 21 de noviembre de 2016

BOLIVIA. NOVIEMBRE 2016


Ahorita recién llegamos felizmente de Bolivia. Jaja



Un viaje intenso con diferentes movilidades (medios de transporte): avión, autobús, furgoneta, todo terreno e incluso moto.

Un viaje en el que hemos hecho noche en una casa solariega, hoteles, hostales de diferente pelaje, uno incluso de sal y cómo no, en tiendas de campaña, en las que no dormimos mal los que teníamos sacos a los que les funcionaba la cremallera.

La mayor parte del tiempo hemos estado en el Altiplano, donde hicimos el Tupiza Tours. Cinco días recorriendo espacios naturales con paisajes inmensos, formados por los materiales que han expulsado los volcanes de la Cordillera de los Andes a lo largo de siglos; con esa luz que cautiva y la pureza del aire que han hecho que los fotógrafos del grupo se hayan hartado de hacer fotos. 
Un día de los del Tours subimos al Uturunco (6008 m.a.), tuvimos que hacer unos 400 metros de desnivel nada más y nada menos. Terminó el Tours en el Salar de Uyuni, grandioso.

La visita al lago Titicaca, cuna del nacimiento de dos de las culturas más emblemáticas de América Latina como son la Aymara y la Quechua , paraje importante desde el punto de vista ritual, han sido días especiales en el viaje. 







También lo ha sido la estancia en la Isla del Sol y el camino para visitar la Roca Sagrada, que en época prehispánica fue un centro de peregrinación e iniciación religiosa.

De los posibles caminos Incas hicimos el Choro. Tres días descendiendo desde los 4800 m.a. por sendas precolombinas que recorrían los habitantes de aquellos lugares con objeto de intercambiar lo necesario para sobrevivir. Volvimos a La Paz por la Carretera de la Muerte que no es para tanto aunque está llena de cruces a lado y lado.




Junto a estas casitas de barro y paja pusimos nuestras tiendas.


LAS CIUDADES.
Santa Cruz, a la que no le hemos prestado mucha atención, la más moderna. Destacar aquí la visita a la Misión San Xavier, enorme contraste con lo visto en el Altiplano.


Sucre. Ciudad colonial diseñada para ser la capital del país, que se nutrió de la riqueza de Potosí para constituirse en la gran ciudad que es. Disfrutamos especialmente en su mercado y en su Plaza 25 de Mayo. Mucha vida en las plazas de todas las ciudades.

Potosí. A más de cuatro mil metros y sin apenas aire para respirar, belleza extrema en un medio inhóspito. El Cerro Rico y sus minas de plata son el motivo por el que, a pesar de lo dicho,  en un tiempo tuvo más habitantes que Madrid, Londres o París.

La Paz. Tres millones de personas viviendo a los pies del Illimani 6465 m.a. donde los que tienen viven en la parte baja del gran  barranco a unos 3000 m.a. y los que no tienen viven a 4000 m.a., donde hay poco aire pero tienen cientos de curanderos que  a la puerta de  pequeños bochinches y a la vista de los curiosos hacen sahumerios para curar todos los males, incluidos los de amores. 
La visita desde La Paz a las ruinas arqueológicas de Tiahuanaco fue otro día en el que conectamos con la historia remota de esta país auténtico.


Esto y algo más ha sido el viaje a Bolivia, nos quedan ahora las imágenes y sensaciones vividas y reponernos del ajetreo de tanta actividad. 







LOS 7 MAGNÍFICOS

SANTA CRUZ
Bailes regionales en Santa Cruz

Plaza de Santa Cruz

SUCRE
Mercado de fruta de Sucre
Sucre

Mercado de tartas
Iglesia de Sucre

POTOSÍ
Potosí desde el Hotel
Potosí en la noche
El humo de los tubos de escape de las movilidades
El Cerro Rico, minas de plata

Los mineros con el Tío. Protector de los mineros

En la movilidad rumbo al lago Ojo del Inca
El Ojo del Inca

 PARQUE EDUARDO AVAROA Y EL SALAR DE UYUNI
Primer día de ruta: salida de Tupiza y llegada a Quetena Chico para dormir.

Tupiza
Quebrada Palala
Pueblo encantado

Pueblo minero de los colonizadores en ruinas
Laguna Morejón

Segundo día: ascensión al Volcán UTURUNCU (6.024 m.s.n.m.)
En la cumbre del Volcán Uturuncu (6.024 m). La laguna Celeste al fondo

Bajando del Volcán

El Volcán Uturuncu

Tercer día: salida de Quetena Chico y llegada a Huayllas para dormir.

Llamas coquetas
Bofedales
Laguna Hedionda sur

Salar de Chalviri
Despierto de Dalí

Laguna Verde y volcán Licancabur

Aguas termales de Polques
Geisers Sol de Mañana


Laguna Colorada
Flamencos


Mas Flamencos

Cuarto día: salida de Huayllas y llegada a Atullcha para dormir en un hotel de sal
Arbol de Piedra


Desierto de Siloli

Cañón del Inca
Vizcacha
Laguna Honda



La llama y el coche cruzando el río
Laguna Hedionda norte


La comida

Volcán Ollague
Valle de Rocas
Una loca en bicicleta
Salar de Chiguana

Rocas de Corales

Gruta de las Galaxias

Cementerio preinca de los Chullpas 
Hotel de sal de Atullcha

Quinto día: salida de Atullcha y llegada a Uyuni. Por la noche viaje en autobús de Uyuni a La Paz
Amanecer en la Isla Incahuasi del Salar de Uyuni

Fotos artísticas en el Salar de Uyuni
Entre todos no podemos con la niña

Haciendo Patria


caminando por el salar

LA PAZ
La Paz desde el Alto
Cholitas
La Paz desde el hotel



Celebrando el 70 cumpleaños de Mandiez
Las movilidades
Amautas. Consejeros espirituales
La Paz a vista de pájaro con el volcán Illimani


RUINAS PREINCAS DE TIAHUANACO






LAGO TITICACA

Copacabana

En la lancha por el Titicaca rumbo a Challapampa


Challapampa
Los hoteles de Challapampa
Las ruinas de Chincana

CAMINATA POR LA ISLA DEL SOL

Salida de Challapampa
Por el camino Inca saliendo del recinto de la Peña Sagrada
En el cerro encima de Challapampa
Por el camino Inca
El hotel las Nubes
Pagando en el control de entrada de Yumani
La escalera de subida desde el puerto de Yumani hasta el pueblo hay 180 m de desnivel

CAMINATA POR LA PENÍNSULA DE COPACABANA

Puerto de Yampupata



Gruta de Lourdes
Al fondo Copacabana
Basílica de Copacabana

CAMINATA POR LA RUTA INCA DEL CHORO

Primer día: inicio en La Cumbre, Abra Chucura (4.880 m) final en Challapampa (2.820 m) 
Recorrido:16 km 


Paisaje de alta montaña


Samaña Pampa
Trabajando la tierra


Pueblo de Chucura
Según se va bajando aumenta la vegetación

Acampados en Challapampa

Segundo día: de Challapampa (2.820 m) a Bella Vista (1.880 m)
Recorrido 22 km.


De nuevo en ruta por los verdes caminos
Cruzando un puente colgante
Esperando mientras Manuel investigan una antigua mina
El espectacular valle por donde transcurre el camino
Una de las muchas cascadas
Otro puente colgante
La última subida para llegar a dormir en Bella Vista

Tercer día: de Bella Vista (1.880 m) a Chairo (1.280 m)
Recorrido 12 km

En Sandillani
El grupo en Sandillani

 Último tramo del sendero 
Llegando a Chairo
Flores de los Yungas

Recorrido Total: 50 km. con desnivel acumulado de subida de 880 m y desnivel acumulado de bajada 3.955 m.

CARRETERA DE LA MUERTE
Coroico desde la carretera de la Muerte


El grupo y los guias
La carretera de la Muerte desde el Mirador Chuspipata

MISIÓN JESUITA DE SAN JAVIER

Llegada a san Javier
Las Misiones Jesuitas de Chiquitania
El patio interior
Interior de la Iglesia

La fachada
Atardecer en la misión


Esta es una pequeña muestra de las miles de fotografías que hemos sacado. Nos queda el recuerdo imborrable de este fantástico viaje.