lunes, 21 de julio de 2014

lunes, 14 de julio de 2014

Comida fin de temporada: Sábado 19 de Julio

Como el pasado año, celebraremos la comida fin de temporada en el chiringuito "El Litoral", en la Playa de S'Acaba, en Málaga capital, junto a la desembocadura del Guadalhorce.
El día y la hora: Sábado, 19 de julio a las nueve de la noche.
Los interesados/as pueden apuntarse, como siempre, en los comentarios.

jueves, 10 de julio de 2014

Salida día 12 de Julio: Río Verde de Almuñecar


Participantes:  8
 Luis, Pilar, Luci, Paco P., Tere, Ana, Ricardo y Jerónimo
Distancia recorrida:
18 kilómetros
Desnivel de subida acumulado:
1.000 metros
Altura mínima: 550 metros (Bco. de las Chorreras)
Altura máxima: 1.100 metros (Carretera de la Cabra, punto de salida del sendero)
Tipo de recorrido:
Lineal, de ida y vuelta.

 
Mirador sobre el río Verde y parte de la Almijara granadina

Bajando por la zona de las escaleritas

Myrtus communis (Mirto, arrayán o murta)

En el Barranco de las Chorreras

Poza Central , con su cascada en forma de Y

Barranco de las Chorreras

Parte del grupo en el Mirador de la era

Cabras en el barranco

Subiendo por la senda del Bco. del Lagarto, con el Derrumbaero al fondo

Río abajo de donde comimos

Poza alargada donde las paredes casi se tocan

Poza y cascada en el Bco. de los Chortales

Caminando un rato por el carril con el fondo de los farallones que cierran los barrancos del Pito y de Chortales

En la poza de la Cascada de los Árboles petrificados

Murallas de piedra sobre el sendero

Subiendo por la vereda hacia los coches

Hipparchia alcyone

Perfil de la ruta


martes, 1 de julio de 2014

Salida sábado 5 de Julio: Chorreras del Molinillo


Participantes: Pilar, Paco Ponferrada, Ana, Luci, Ricardo y Jesús
Distancia recorrida: 15,5 km
Desnivel acumulado: 850 m

Desayuno en el bar restaurante el Mirador. Bien.
El aparcamiento de los Albergues, lleno. Dejamos los coches en doble fila en el centro. Como se llegue más tarde de las 8.30 va a ser difícil aparcar en el futuro.

Habíamos programado ir a las Lagunas pero cambiamos de idea y fuimos a las Chorreras del Molinillo porque Pilar no las conocía. Además era más corta y requería menos esfuerzo. Pasamos por las instalaciones de Borreguiles y en el Llano del Aparato bajamos hacia un saliente rocoso desde el cual esperábamos ver la Chorrera en toda su amplitud. Pero…siempre hay un pero. Esta vez fue que no se veía el final de la cascada. Para conseguirlo pensamos bajar hasta situarnos encima del río frente a la cascada. Y allá fuimos por el piornal y la pendiente bajando de mala manera. Nada nuevo en la Vinoteca. En todas las excursiones tenemos un trecho de monte a través más o menos enrevesado.

Llegados al punto de destino conseguimos tener la cascada enfrente en toda su amplitud. Aunque traía menos agua que el año pasado estaba tan majestuosa como siempre, primero deslizándose por la roca con aparente suavidad y cayendo luego en tromba para ir a engrosar al Dílar.

Desandamos un poco el camino para pasar el Dílar con mayor facilidad y llegamos a la base de la Chorrera cuando Ricardo salía de la ducha de la cascada. Como ya somos viejos no nos escandalizamos con facilidad, pero motivos hubieron. Tomamos el Ángelus refrescados por la fina lluvia de la cascada e iniciamos el fuerte repecho para ir a lo alto de la Chorrera. Unos rebaños de vacas protegían la parte alta y tuvimos que sacar nuestros arrestos toreros para pasar delante de un toro negro zaíno y de otro colorado, bizco por más señas.

Nos quedaba lo más placentero, andurrear por los borreguiles y los regatos, acercarnos a los manantiales, chapotear por las partes encharcadas, disfrutar de esas flores ofreciendo sus múltiples colores y de esas mariposas revoloteando sin cesar. Alguien dijo que a nuestras edades no es que estemos viejos, sino crujientes, nos crujen las piernas, los brazos, la cintura, …y como estábamos refrescando el inglés por el viaje de Ana a Inglaterra, pues acuñamos el término de “crunchy women” y con él reímos un rato.

Almuerzo en el arroyo que sale del lagunillo del Cartujo, con chorizo del Almendral y cervezas fresquitas de aperitivo, ensalada de tomate, ensaladilla rusa, delicias de pollo, empanadillas, tortilla sin pimiento en honor de Ricardo, queso de Júrtiga, vinos de Navarra y Aragón, el tradicional brownie made in Ana y el delicioso té de Pilar.

Regreso tranquilo por la laguna de las Yeguas. Más tranquilo incluso de lo que hubiéramos querido porque dejamos pasar un rato para que marchase un gran grupo de jóvenes.

Día despejado, sin viento, fresquito en la altura, con agua a 13ºC en la ducha y a 4,5 en los manantiales, con magnífico ambiente. Excelente día.

 
Río Dílar y Chorreras del Molinillo
 
 Paco fotografiando al equipo femenino
 
Helecho - Criopteris fragilis
 
Arroyo a punto de caer por las Chorreras
 
Helecho - Polystichum lonchitis
 
Andurreando por los borreguiles
 
Mariposas
 
Viola palustris
 
Hacia la laguna de las Yeguas
 
Acentor alpino
 
Las Crunchy women y Ricardo en la nieve
 
Vinos

¿...?
 
 
Nevero y borreguil
 
Borregos buscando la frescura de la nieve


sábado, 28 de junio de 2014

MIÉRCOLES 2 DE JULIO: TREVÉLEZ - SIETE LAGUNAS


Participantes: Antonio Muñoz, Paco, Manuel, María Victoria, Jesús
Distancia recorrida: 21,5 km
Desnivel acumulado: 1560 m

Teníamos ganas de subir a Siete Lagunas y aunque no era el recorrido previsto en principio, cuando se propuso concitó el interés de todos. Lástima que Antonio Usieto no pudiera acompañarnos y Pepe no se decidiera.
Comenzamos en la plaza de abajo de Trevélez, echamos por la calle Real arriba, llegamos a la plaza de la Iglesia, seguimos por la calle Cuesta, como si la anterior hubiese sido llana, y salimos por la parte alta del pueblo. La calle se transforma en un excelente camino empedrado que muta en senda poco más arriba. Estamos en las huertas encima del pueblo con parcelas aún cultivadas de habichuelas y tomates, con nogales, manzanos, moreras, saúcos y castaños diseminados por las parcelas y por los ribazos. Cruzamos la Acequia Nueva, pasamos junto a la potente fuente del Berro y cruzamos los barrancos Porras y Madrid, con su chorro de agua y su bosquecillo de ribera. El frescor del agua de las acequias nos acompaña.
El río Trevélez va quedando cada vez más bajo y lo mismo le ocurre al pueblo cuando se deja ver. A la derecha toda la ladera izquierda del Trevélez presidida por la peña de los Papos. El Peñabón que tan imponente se veía desde nuestro punto de partida, es ahora una pequeña excrecencia en la ladera por debajo de la peña de los Papos.
Pasamos por las cortijos de Peña Redonda y poco más adelante la senda pasa junto a la Peña donde se ha puesto un cartelón explicando la vista: el blanco Trevélez abajo a la derecha, la peña de los Papos en frente, el río abajo  enfrente y los verdes prados de Peña Redonda a nuestros pies. No son los único prados verdes. Al norte están los de Prado Grande regados todos por la acequia de los Posteros. La senda llega al pie de la acequia yendo paralela a ella. Cuando cruzamos la acequia el paisaje cambia entrando en la loma seca alegrada sólo por algunos rosales y agracejos. Ascendemos en dirección norte hacia la loma de los Posteros y encima de ella están las ruinas del cortijo de las Campiñuelas y un refugio de montaña que está terminando de construirse.
En las Campiñuelas de nuevo el paisaje cambia porque en la loma del Peñón Negro, la que tenemos al oeste, aparecen manantialillos y los consiguientes borreguiles. Además, al noroeste, caen un par de cascadas, las Chorreras Negras, que forman el río Culo Perro cuyo valle lo tenemos ya ahí cerquita. Las Chorreras Negras es el desagüe de Siete Lagunas, nuestro objetivo. Atravesamos un par de borreguiles, una cañada con un buen chorro de agua y llegamos a un lomo en la zona del Partidor. Inexcusable parar para contemplar el panorama. Abajo, ahí cerca, el río Culo Perro con su gran caudal a pesar de su despectivo nombre, enfrente a la izquierda los verticales tajos del Peñón Negro terminan en un idílico vallecito glacial, el verde Prado de las Vacas, y a la derecha las dos cascadas de las Chorreras Negras vertiendo ese inmenso caudal continuamente. Cautivador y asombroso panorama.
Cruzamos a la margen izquierda del Culo Perro y dejamos el mullido verdor de sus orillas por el pedregal de una loma que nos acerca a la base de las Chorreras. Verlas caer desde el lugar donde juntan sus aguas impresiona. ¿Quien se resiste a estar un rato contemplándolas rodeado del estruendo del agua? La senda asciende entre las dos cascadas pero cerquita de la de la izquierda. Llegados a la parte superior de la cascada nos aguarda otra sorpresa, el valle de Siete Lagunas con la Laguna Hondera ahí mismo. Es un tremendo valle glacial delimitado por dos acantilados, el de la izquierda cayendo desde el Mulhacén y el de la derecha de los Tajos Colorados. Acabamos de dejar la impetuosa cascada de la izquierda despeñándose y aparece ante nosotros la Laguna Hondera con su agua limpia, llana, como un espejo. ¡Qué contraste! Parece mentira que esa agua tan calma, tan inmóvil se convierta de pronto en ese imparable torrente y que esa dulce lagunilla de lugar a ese enorme chorro de agua sin inmutarse, sin un movimiento. ¡Qué maravilla!
Toca ahora andurrear por el valle. Hacia los Tajos Colorados esté la lagunilla de la cual partirá más abajo la cascada de la derecha. Sobre ella la laguna de los Tajos Colorados y encima una lagunilla más y la Laguna Altera, un poco más grande, ya al pie del collado de Siete Lagunas que cierra el valle. Descendiendo por el pie de los tajos que caen del Mulhacén hay otro par de lagunitas, la mayor llamada del Borreguil porque está debajo de la cañada del Borreguil. Además de las lagunas están los mullidos borreguiles alternándose con los pedregales de las morrenas, los innumerables arroyuelos formando meandros en los borreguiles o cayendo presurosos entre las rocas, los manantialillos naciendo debajo de los peñascos,  las plantitas de la alta montaña ofreciendo sus múltiples colores del blanco al azul oscuro pasando por el amarillo y el rosa…El paraíso estaría incompleto si no tuviese un valle como el de Siete Lagunas.


ENLACE PARA VER MAS FOTOS EN PICASA

INICIO DE LA RUTA EN TREVÉLEZ
POR LA ACEQUIA NUEVA
REFUGIO DE LA CAMPIÑUELA
RÍO CULO DE PERRO

CASCADA DE LAS CHORRERAS NEGRAS

BUSCANDO LAS SIETE LAGUNAS

LAGUNA DE LOS TAJOS COLORADOS
LOS VINOS Y LA LAGUNA DE LA CAÑADA DE LOS BORREGUILES
JESÚS TOMANDO LA TEMPERATURA DEL AGUA 2 ºC.
COMIENDO A LA CARTA EN EL RESTAURANTE "LAS LAGUNAS" DE 7 TENEDORES
LAGUNA HONDERA
BAJANDO DE SIETE LAGUNAS

BOQUETE POR DONDE SE DESPEÑA EL RÍO CULO DE PERRO
FIN EN TREVÉLEZ