domingo, 13 de abril de 2014

Salida S. Santa 2014: Sierra de Castril y La Sagra

Como hemos comentado, la idea para las comidas es llevarse cosas para el desayuno y para las caminatas. Las cenas... ya se verá.

Anotad en los comentarios qué os vais a llevar cada uno para hacernos una idea e ir completando lo que creamos necesario.
Si se os ocurre otra cosa, anotadla también. Ya nos llamamos para organizar los coches.

Sobre las rutas a realizar, ya nos explicará Manuel D. cuál es el plan con detalle:
Ruta 1: Subida a La Sagra por el collado de las Víboras y bajada por el bosque vertical. 15 km y 1.055 m de desnivel. Visita a las Secuoyas en el cortijo de la Losa.
Ruta 2: Cortijos del Nacimiento, subida al Empanada por el barranco de Túnez. 18 km y 1.400 m de desnivel.
Ruta 3: Cortijos del Nacimiento, subida Sierra Seca, Tornalejos y Laguna. 21 km y 1019 m de desnivel.
Ruta 4: Cortijos del Nacimiento, Barranco de la Osa. 8 km y 450 m de desnivel.
Ruta 5: Cerrada de Lézar desde el río Castril. 4 km y 260 m de desnivel.
Ruta 6: Cerrada de la Magdalena desde el río Castril. 3,4 km y 132 m de desnivel.
Las rutas 4, 5 y 6 se pueden hacer en un mismo día.
La Cerrada del río Castril esta al lado de la casa rural y solo tiene un par de kilómetros.
Espero que con esto tengamos suficiente.

viernes, 11 de abril de 2014

Salida 12 de Abril: Sierra de Rute

Participantes:  9
 Paco Ponfe, Pilar, Manuel D., Luci, Paco Ruiz, Ana, Isabel, Ricardo y Jerónimo
Distancia recorrida:
16 kilómetros
Desnivel de subida acumulado:
1.013 metros
Altura mínima: 675 metros (Rute)
Altura máxima: 1.325 metros (Vértice Sª Alta)
Tipo de recorrido:
Circular con un pequeño tramo lineal de ida y vuelta
 
Mapa de la ruta

Ophrys speculum (Abejera del espejo)

Grupo en la Torre nazarí del Canuto

Subiendo hacia el cerro donde se ubica una caseta de vigilancia contraincendios

Vistas de Rute, Cuevas de S. Marcos y el Pantano de Iznájar

Pantano de Iznájar

Faldeando la ladera sin sendero hacia el Pico Sierra Alta

Cresteando hacia el vértice

Grupo en el Pico Sierra Alta (1.325 metros)

Por un encinar cerca del Morrón de Salvador

Orchis olbiensis

Orquídea y vinos

Aristolochia paucinervis (Aristoloquia macho)

Narcissus fernandesii

Orchis conica

Bajando por un lapiaz oculto bajo una espesa vegetación

Orchis itálica

Sierra Horconera

Por aquí sí se puede... o eso parece

GR7, con la Sª Horconera de fondo

Cruzando una pedrera

Ophrys lutea (Abejera amarilla)

Linaria verticillata spp. anticaria

Hyacinthoides hispanica (Jacinto de bosque) 

Ophrys tenthrendinifera

Pedrera bajo unos tajos en la cara noroeste

Sendero entre encinas y pinos

Canchales sobre el A. R. de Fuente Alta

Perfil de la ruta

MIÉRCOLES 9 ABRIL. REFUGIO DE POQUEIRA

Refugio Poqueira, 9 de abril de 2014.

Participantes: Paco, Pepe, Antonio Usieto, Manuel de Nerja, Antonio Muñoz, Jesús

Distancia recorrida: 20,5 km.
Desnivel acumulado: 1.370 m.

Desayuno: Cruce de Órgiva. Buena tostada y barata, menos de 2 euros por cabeza.

Del aparcamiento de Capileira salimos a la carretera para entrar otra vez en el pueblo y seguir las indicaciones de los PR al río del Toril y al refugio del Poqueira.
Comienza el recorrido por una vereda empedrada que asciende entre antiguas huertas hoy abandonadas. Conforme subimos vamos ganando perspectiva sobre el blanco pueblo mientras que al frente van apareciendo los blancos también picos de la alta cordillera. En una mañana serena, en calma, despejada, la paulatina aparición de la alta cordillera nevada es todo un espectáculo que hace olvidar el esfuerzo de la primera cuesta.
Llegados a la acequia de los Pueblos la seguimos aguas arriba, pasamos debajo del aprisco de Capileira y continuamos caminando en animada charla propiciada por la suavidad de la acequia. A la izquierda se abre toda la ladera derecha del Poqueira desde la loma de las Matanzas al río, con sus múltiples cortijillos y labores encuadradas por los robles y encinas de ribazos y barrancos. Sobre ellas el Alegas nevado.
Descendemos por la pista de la Cebadilla, atravesamos el antiguo poblado hoy deshabitado, con sus casas casi en permanente umbría, contrastando con el sol y la luz de las laderas circundantes. Frente a la central se unen el Toril y el Naute para formar el Poqueira. Hasta aquí hemos llevado una mañana de lo más tranquila, parsimoniosa, de charla, como si se tratara de una rutita corta y sin desnivel. Pero todo tiene su fin. En la salida de la central a las labores de Naute nuestro guía puso una marchita alegre en la antigua senda zigzagueante entre castaños, robles y encinas, de modo que llegamos al llano del Naute empapados de sudor deseosos de quitarnos una o más capas y quedarnos en plan veraniego.
Hicimos una visita a José Luis que estaba con sus vacas,  sus perros y sus conducciones de agua. Después de un rato de charla nos acompañó hasta el río pues quería recoger unas vacas que tenía por allí para reunirlas cerca del cortijo donde las iba a “sanear” en un par de días. Nos dejó José Luis y continuamos Naute arriba entre saucedas en flor, pasamos por el cortijo de la Isla y en la ribera del Naute tomamos el Ángelus. Pasas, dátiles, higos, mostachones, galletas de chocolate, vinillo dulce y té de la sierra, con el rumor del río entremetiéndose en la conversación.
Cruzamos varios humedales hasta la confluencia de los ríos Veleta y Mulhacén que dan principio al río Naute. Y aquí es donde empieza el calvario de la caminata. Desde esa confluencia al refugio hay casi 700 m de desnivel al refugio que se suben primero por la orilla izquierda de río Mulhacén y luego por el lomo entre los barrancos del Peñón Grande y Peñón Negro. Hasta el cortijo de las Tomas la senda es antigua, adaptada a las caballerías y sube relativamente cómoda, pero desde el cortijo al refugio no da cuartel ladera arriba, a pecho, con el sol castigando la lomera, siguiendo los postes que la señalan; solo nos animaba la cervecita fresca que íbamos a tomar en el refugio. Recordar el curioso espantapájaros del cortijo de las Tomas con su enhiesto mástil.
En el refugio nos recibió Rafa, amigo de Antonio, claro. Antonio conoce a todo el que ha estado relacionado con la Sierra más de 5 ó 6 años y Rafa ya lleva 17. Rafa nos puso cervecitas frescas, con choriceta y salchichas de aperitivo y como le parecía poco nos regaló mapas de la zona y una camiseta para cada uno, sin querer cobrar absolutamente nada. Usieto estuvo listo y regaló a Rafa una botella de Somontano. ¡Qué menos! Salimos del refugio con el propósito de volver a comer algún día.
La comida, como siempre, tomate, espárragos frescos, tortilla, carnes con pimiento y tomate, con ajo, sola…quesos, bombones y orujos varios, aunque la verdad es que le hicimos poco aprecio después del gran aperitivo que Rafa nos había preparado.
Descendimos al cortijo de las Tomas y desde allí retomamos la senda al sur, entre las acequias Baja y Alta de Pitres, con pequeñas subidas y bajadas, alcanzando en un punto la Alta para después descender poco a poco a la baja y desde ella ya decididamente. Nos adentramos en un bonito pinar de repoblación de pino silvestre, siguiendo las casetas del agua que surte a Capileira, llegamos al aprisco de Capileira y ya al pueblo.
Apuntar que todas las cañadas traían su chorrito de agua gran parte de la cual iba a reforzar la de las acequias Alta y Baja.
Precioso día, el primero ya primaveral, casi veraniego y una rutita que requiere su esfuerzo.



CAPILEIRA Y LA SIERRA DE LÚJAR
LLEGANDO A LA CEBADILLA
CENTRAL ELÉCTRICA DE LA CEBADILLA
SUBIENDO POR LA CARIHUELA
CAMINO DE LA NIEVE
CRUZANDO EL RÍO NAUTE

ÁNGELUS EN LA RIBERA DEL NAUTE
CURIOSO ESPANTAPÁJAROS EN EL CORTIJO DE LAS TOMAS
ACEQUIA ALTA
CRUZANDO EL NEVERO
REFUGIO DE POQUEIRA
EL VINO Y EL VELETA
EL RESTAURANTE
BAJANDO HACIA EL BARRANCO
RÍO VELETA Y ACEQUIA DEL SABINAR



miércoles, 2 de abril de 2014

Salida día 5 de Abril: Circular Juanar - Istán - casi La Concha


Participantes:  11
Jerónimo, Paco Ponferrada, Ana, Miguel de Alhaurín, Lola Valle, Paco Zambrana, Manuel de Rincón, Paco Ruiz, Luci, Ricardo, Jesús.
Distancia recorrida:
Unos 18 kilómetros
Desnivel de subida acumulado:
1.250 metros
Altura mínima: 337 metros
Altura máxima: 1.246 metros
Tipo de recorrido:
Circular

Bienvenido Miguel de Alhaurín que últimamente lo vemos poco. Ojalá se enmiende y aparezca más, con o sin perros.

Desayuno en Ojén, un poco caro para unas tostadas de buen pan pero demasiado finas.

Dejamos los coches en los cerezos encima del refugio del Juanar, llenitos de flor, alguno con las primeras ojuelas ya y comenzamos a caminar por la senda que se mete en el castañar, eucaliptal (Eucaliptus globulus) y pinar (Pinus radiata) sucesivamente, siguiendo el arroyo del Juanar al principio, remontando un lomito después para volver al arroyo otra vez hasta el cruce entre los carriles que van al olivar del Juanar, al puerto de las Allanás y al puerto del Púlpito. Deliciosa sendita entre árboles, con abundante vegetación y humedad continua.

Tomamos el carril al puerto del Púlpito que pronto se transforma en senda para atacar el repecho al puerto entre arenas y rocas dolomíticas. Del puerto  seguimos por la ladera al oeste hasta encontrar el arroyo Molinos. Hay en este trecho unos saltos entre pedruscos que sugieren que el camino de herradura iría desde el arroyo al llano bajo la ladera que hemos pasado y desde el llano remontaría al Púlpito.

La senda en el arroyo está muy bien marcada. Va por el fondo excepto cuando la maleza o pedruscos dificultan el tránsito y entonces hay hitos para dejar el fondo y evitar las dificultades. Aulaga, albaida, romero y grandes oxicedros componen el matorral. Es tiempo de orquídeas y vemos las Ophrys dyris, fusca,  tenthredinifera y speculum además de Neotinea maculata, chiquitujas y poco llamativas por la falta de lluvia. Más abajo los oxicedros son sustituidos por palmitos, algunos de muy buen porte, entramos en un bonito cañón por debajo del cerro del Picacho hasta una puerta de malla metálica que indica el principio del espacio dedicado al tiro al plato y el final del recorrido por el arroyo Molinos.

Hasta aquí hemos venido cuesta abajo, charlando, alegres y animosos. Pero al dejar el arroyo tomamos la senda a la Concha y las tornas cambian. La senda asciende fuertemente, con pequeños zigzags, entre romero, herguén y aulaga. Las conversaciones se cortan, ya no hay bromas ni chascarrillos, sólo se escuchan las agitadas respiraciones y algunos resoplidos de vez en cuando. Hay algunas orquídeas nuevas como la Oprys lutea y Orchis morio (champagneuxii) además de las ya citadas. Gracias a ellas paramos un poco suavizando la inclemente subida.

Después del primer repecho agradecemos una zona más llana en la que la senda atraviesa la cabecera del arroyo Fraguaras, el arroyo Gracia y la cañada del Castillejo, con puertecillos entre ellos que invitan a pararse un poquito y calmar el resuello. Esta parte más suave es el prolegómeno de otra subida muy pendiente iniciada con una trepada por un cantil y continuada con un trozo de empinada senda por un lomo hacia el cerro del Lastonar.

Antes de llegar a la cresta que va a la Concha y al Juanar paramos a comer para evitar el gentío en ese tramo. Más que comer necesitábamos descansar porque quien más quien menos había agotado sus fuerzas y hecho propósito de no volver por esa esforzada cuesta en una buena temporada. Pero con el ratito de tranquilidad mientras nos sentamos y preparamos las ensaladas el apetito apareció. Cómo no iba a hacerlo con esas cervecitas frías para matar la sed, con esa tapita de chorizo y morcilla, con esas lechuga, tomate, ensalada cateta y judías verdes, con esas tortillas variadas, con ese lomo y con ese pollo con champiñones calentito… entre otras cosas. Ana como esto siga así vamos a invitar a tu madre a las excursiones en vez de a ti. Claro, todo regado con buenos caldos de Granada, Priorato, Castilla la Mancha, Rioja…como corresponde a la Vinoteca. Y para terminar los quesos y el browni con tés variados. Comida opípara y agradabilísima charla mientras Miguel reencaminaba a tres o cuatro pandillas que yendo para el Juanar se habían metido por la senda a Istán.

Con la senda llaneando o en descenso, las barrigas llenas y el vinillo haciendo su efecto volvieron las sonrisas a las caras, las ganas de charla y la animación general que nos habían abandonado en la subida desde Istán.

Para terminar una cervecita en el jardín del refugio del Juanar en una tarde suave y placentera, como colofón a un día soleado, sin viento y con temperatura primaveral.

 
Mapa de la ruta
 
Comenzando a caminar bajo los cerezos en flor
 
 En el Pto. de los Púlpitos
 
Ophrys dyris
 
Bajando por el cauce seco del Arroyo del Río Molinos
 
Ophrys fusca
 
Palmitos arbóreos - Chamaerops humilis
 
El barranco se va cerrando y cada vez se hace más abrupto
 
Hasta llegar a una zona estrecha y rodeada de paredones bajo el Picacho
 
Jasminum fruticans - Jazmín silvestre
 
Ophrys lutea - Abejera amarilla
 
En el horizonte, La Concha
 
Subiendo por una zona con canchales
 
Lugar en el que se estrelló un helicóptero el 20-12-2004, bajo el pico del Lastonar, en su cara norte. Aún se observan los restos del aparato.
 
Vinos
 
Cresta hacia La Concha
 
Pasando por el Salto del Lobo
 
Bajando con vistas al Pico del Juanar
 
Coronilla glauca
 
Cephalantera longifolia
 
Perfil de la ruta